Escaleras en Revit. Conceptos, herramientas y consejos de modelado.

Admitámoslo. Trabajar con escaleras en Revit puede hacerse cuesta arriba. Son elementos complejos, ya que están compuestos por múltiples partes. Una escalera está compuesta por tramos, descansillos y soportes. Los tramos, a su vez, están formados por peldaños, y los peldaños por huellas y contrahuellas. Además, las escaleras suelen tener barandillas o pasamanos hospedados en ellas.

Por si fuera poco, hay que saber gestionar todos los posibles cambios, tan habituales en cualquier proceso de diseño. Y es que hay determinados cambios en las escaleras que no se gestionan del modo al que estamos acostumbrados en Revit. Y aquí es donde viene el lío y el motivo por el que muchos las tienen manía. Y con razón.

Esta entrada está dirigida a personas que ya tengan un conocimiento básico sobre el modelado de escaleras, pero que sientan que no las dominan por completo. Se van a detallar conceptos, consejos y herramientas para poder adquirir una visión completa y global sobre ellas. Además, se va a explicar todo lo que tiene que ver con la gestión del cambio en relación a las mismas. Mis opiniones personales están marcadas en rojo.

Antes de empezar, vamos a asegurarnos que el siguiente concepto básico está perfectamente claro:

Para que Revit pueda calcular una escalera, el usuario tiene que introducir los datos relativos a tres cuestiones fundamentales:

1- La altura que tiene que salvar la escalera, es decir, de qué nivel a qué nivel va (esto se define en las propiedades de instancia),

2- La altura de contrahuella máxima que no pueden superar los peldaños de esa escalera (esto es una propiedad de tipo) y

3- La profundidad mínima de huella que deben tener los peldaños de esa escalera (esto es otra propiedad de tipo).

Con estos datos, Revit a poder calcular el número de peldaños que va a tener esa escalera para poder salvar esa altura. Revit va a ofrecer un resultado que tenga el mínimo número de contrahuellas necesarias, con una altura que en ningún caso supere la máxima altura de contrahuella permitida. Respecto a las huellas, Revit va a ajustarse a la mínima profundidad definida en el tipo, a no ser que le digamos lo contrario, tal y como veremos más abajo.

La altura máxima de las contrahuellas y la profundidad mínima de las huellas son propiedades de tipo agrupadas dentro del grupo de propiedades “Reglas de cálculo”, y son las que le sirven a Revit para calcular las escaleras.

Una vez entendido este concepto básico, hay que entender otra cuestión, y esta no resulta tan fácil de entender:

Los cambios en los valores de algunas de las propiedades de las escaleras ya modeladas no implican que el modelo geométrico de la escalera se adapte automáticamente a esos cambios. Y aquí es donde fruncimos el ceño…¿Cómo dices? ¿Qué quiere decir esto?

Lo explico con un ejemplo. Supongamos que tengo una escalera modelada que va del Nivel 1 al Nivel 2. Supongamos que, en un momento dado, cambio el valor del parámetro “Desfase superior” de la escalera de tal modo que acabe 40 cm por encima del Nivel 2. Pues bien, el modelo de la escalera no se va a adaptar automáticamente, para responder a este cambio.

Se ha cambiado el valor del parámetro “Desfase superior” de una escalera, pero la escalera, aunque ha sufrido algunos cambios, mantiene el mismo número de peldaños, y sigue sin poder llegar hasta 40 cm por encima del Nivel 2.

Veremos que ha habido algunos cambios sutiles, pero seguiremos viendo la escalera con el mismo número de peldaños. En definitiva, la escalera no llega hasta 40 cm con encima del Nivel 2.

Esto lo explicaremos en detalle hacia el final de la entrada, pero el concepto básico es que esto se debe fundamentalmente a una única cuestión, y es que, una vez que una escalera ya está modelada, Revit no va aumentar o disminuir su número de peldaños de manera “automática”. Si el usuario cambia el valor de alguno de los parámetros que tienen que ver con eso, se producirán algunos ajustes, pero en ningún caso Revit añadirá o eliminará peldaños.

En este punto uno podría pensar…pero ¿y por qué Revit no hace esto? Pues, después de estar un tiempo sin encontrarle ninguna explicación, me doy cuenta, en el transcurso de una clase, que la única explicación que entiendo es que Revit no se “atreva” a añadir o quitar peldaños a las escaleras, automáticamente, ya que Revit no tiene información sobre el número de peldaños máximos permitidos para un tramo de escalera (normalmente definido en la normativa). Por este motivo, nos pide a los usuarios que lo hagamos nosotros mismos, de modo que estemos seguros de que estamos cumpliendo con el número máximo (o mínimo) de peldaños de un tramo.

Los cambios en los valores de los parámetros de las escaleras ya modeladas hay que saber entenderlos muy bien. Hay algunos que no dan ningún problema, en el sentido de que Revit cambia el modelo de la escalera en función del valor asignado al parámetro. Sin embargo, hay otras veces en las que Revit no puede (o quiere) hacerlo. Esto puede resultar muy confuso, y hay que tener mucho cuidado.

Vamos a dividir entre los cambios en los valores de las propiedades de las escaleras que hay que tratar de una forma especial y los que no.

Las propiedades para las que hay que tener mucho cuidado con los cambios son:

Parámetros de instancia del grupo “Restricciones”

Propiedades de instancia dentro del grupo “Restricciones”

Parámetro de instancia “Número de contrahuellas de desea” del grupo “Cotas”

Propiedad “Número de contrahuellas que desea”

Parámetros de tipo del grupo “Reglas de cálculo”

Grupo Reglas de Cálculo, dentro de las propiedades de tipo

Con el resto de propiedades podemos estar tranquilos. Si cambiamos algún valor de cualquier otra propiedad que no sea ninguna de las señaladas justo arriba, Revit va a gestionar el cambio de manera automática. El modelo de la escalera va a reflejar esos cambios que especifican los nuevos valores para esas propiedades.

Sin embargo, los cambios en los valores de las propiedades señaladas arriba se gestionan de manera distinta. Pero esto lo dejamos para el final de la entrada. Antes vamos a explicar otros conceptos de base.

1. LAS REGLAS DE CÁLCULO QUE DEFINEN CÓMO DEBE SER UNA ESCALERA DEBEN CUMPLIR CON LA NORMATIVA

Para proyectos en España, los valores de altura máxima de contrahuella y profundidad mínima de huella, por normativa, están definidos en el Documento Básico: Seguridad de utilización y accesibilidad (DBSUA) del CTE.

Documento Básico SUA, del CTE

En concreto, la parte que habla de escaleras es la Sección 1: SUA 1 Seguridad frente al riesgo de caídas. El Apartado 4: Escaleras y rampas, trata sobre este tema.

Fragmento del índice del DBSUA

En este apartado, según la escalera sea de uso restringido o de uso general, tendremos unos requerimientos para los tramos, mesetas y pasamanos.

Esto sería lo mínimo que tendría que cumplir una escalera para cumplir con el Código Técnico de la Edificación en España, y que, por tanto, deberíamos tener en cuenta a la hora de definir los valores para los parámetros de tipo de las escaleras agrupados dentro del grupo “Reglas de cálculo”.

Grupo de propiedades “Reglas de cálculo”, dentro de las propiedades de tipo de las escaleras

Por supuesto, esto no significa que el tipo de escalera que creemos deba ajustarse a estos valores exactos, pero deberá, por lo menos, cumplirlos.

2. EXISTEN TRES FAMILIAS DE SISTEMA DE ESCALERAS. AUNQUE MUY PARECIDAS, LAS PROPIEDADES DE CADA FAMILIA SON DISTINTAS

Para la categoría Escaleras, existen tres familias de sistema:  Escalera ensamblada, Escalera moldeada in situ y Escalera prefabricada.

La tres familias de sistema de escaleras son: Escalera ensamblada, Escalera moldeada in situ y Escalera prefabricada

Para nuestras escaleras, tenemos que plantearnos es cuál de estas tres familias de sistema es la más adecuada para representar esa escalera.

  • Escalera ensamblada sirve para representar escaleras que están formadas por distintos elementos que se ensamblan en obra.
  • Escalera moldeada in situ sirve para representar escaleras de un material vertido in situ, en la obra, como, por ejemplo, hormigón.
  • Escalera prefabricada sirve para representar escaleras cuyos tramos y descansillos llegan a obra ya prefabricados.

Estas tres familias de sistema tienen pequeñas diferencias respecto a sus propiedades (de instancia y de tipo). No son grandes diferencias, pero como no hay una familia que tenga todas sus propiedades (de instancia y de tipo) iguales a otra, hay que usar la familia adecuada.

Aquí se muestran las propiedades de instancia para cada una de las tres familias de sistema:

Propiedades de instancia de cada una de las tres familias de sistema de escaleras

Podemos observar que la única diferencia es que la familia de sistema “Escalera ensamblada” no tiene el grupo de propiedades que se llama “Estructura”, con la propiedad “Recubrimiento de armadura”. Por lo demás, el resto de propiedades de instancia para las tres familias son las mismas.


A continuación, se muestran las propiedades de tipo para cada una de las tres familias de sistema:

Propiedades de tipo de cada una de las tres familias de sistema de escaleras

Podemos observar que la única diferencia es que la familia que se llama “Escalera prefabricada” tiene un grupo de propiedades que se llama “Conexión de fin”, con 5 propiedades. Estas propiedades permiten definir cómo es la conexión entre los tramos y los descansillos, que llegan a obra ya prefabricados.

Propiedades de tipo agrupadas dentro del grupo “Conexión de fin”. Existen sólo para la familia de sistema Escalera prefabricada
Las propiedades de tipo del grupo “Conexión de fin” (End Connection) de la familia de sistema Escalera prefabricada sirven para definir la conexión sus tramos y descansillos

Aunque veamos que la mayoría de las propiedades son iguales para las tres familias de sistema, en realidad, ninguna de las tres familias de sistema de escalera tiene todas sus propiedades (de instancia y de tipo) iguales. Por eso es relevante el hecho de usar la familia de sistema de escalera adecuada. Cada familia tiene las propiedades que le son relevantes a esa familia.

3. CADA TIPO DE ESCALERA ESTÁ COMPUESTO POR UN TIPO DE TRAMO, UN TIPO DE DESCANSILLO Y UNO O VARIOS TIPOS DE SOPORTES.

Cada tipo de escalera está formado, a su vez, por un tipo de tramo, un tipo de descansillo y por uno, dos, o tres tipos de soporte (izquierdo, derecho, central)

Un tipo de escalera está formado por un tipo de tramo, un tipo de descansillo y uno o varios tipos de soportes

Este es un concepto sencillo, pero es importante entenderlo bien.

Cada familia de sistema de escalera puede tener muchos tipos de escalera. Cada uno de esos tipos está definido, a su vez, por un tipo de tramo, un tipo de descansillo y uno o varios tipos de soportes. Estos tipos pertenecen, a su vez, a otras familias de sistema. Las familias de sistema de los tramos, descansillos y soportes están “anidadas” dentro de cada familia de sistema de escalera.

Entonces:

  • Los tipos de escaleras pertenecen a una de las tres familias de sistema de escaleras (ensamblada, moldeada in situ o prefabricada).
  • Los tipos de tramos pertenecen a una familia de sistema de tramo (monolítico o no monolítico)
  • Los tipos de descansillos pertenecen a una familia de sistema de descansillo (monolítico o no monolítico)
  • Los tipos de soportes pertenecen a una familia de sistema de zanca.
  • Un tipo de escalera está formado por un tipo de tramo, un tipo de descansillo y uno, o varios, tipos de soportes.

4. CADA TIPO DE TRAMO, DESCANSILLO O SOPORTE PERTENECE A UNA FAMILIA DE SISTEMA.

Un tipo pertenece siempre a una familia.

Para los tramos, hay dos familias de sistema: Tramo no monolítico y Tramo monolítico

Existen dos familias de sistema de tramos: Familia de sistema: Tramo no monolítico y Familia de sistema: Tramo monolítico

Tramo monolítico se usa para escaleras moldeadas in situ y tramo no monolítico para escaleras ensambladas o prefabricadas. Las propiedades de tipo de ambas familias de tramo son casi iguales, con la excepción que las de la Familia de sistema de tramo monolítico incluyen un grupo de propiedades extra de “Construcción” y una propiedad extra que se llama “Material monolítico”, agrupada dentro del grupo de propiedades de “Materiales y acabados”.

Propiedades de tipo de la familia de sistema de tramo monolítico vs propiedades de tipo de la familia de sistema de tramo no monolítico

A nivel de sus propiedades de instancia no hay ninguna diferencia entre la familia de sistema de tramo monolítico y la de tramo no monolítico.

Propiedades de instancia de la familia de sistema de tramo monolítico vs propiedades de instancia de la familia de sistema de tramo no monolítico

Para los descansillos, hay también dos familias de sistema: Descansillo no monolítico y Descansillo monolítico

Existen dos familias de sistema de descansillos: no monolítico y monolítico

Y ocurre exactamente igual que para los tramos.

Hay que tener en cuenta que, por defecto, los descansillos van a tener marcada su propiedad “Igual que el tramo”, que es una propiedad del tipo Si/No. Revit entiende que lo más habitual es que los descansillos tengan los mismos valores que las mismas propiedades que los tramos. Si desmarcamos esta propiedad, entonces van a mostrarse todas las propiedades de tipo de los descansillos y vamos a poder modificar el valor de cualquiera de ellas, independientemente de las de los tramos.

Para los soportes, sólo hay una familia de sistema: Zanca

Solo existe una familia de sistema de Zanca

5. LOS TRAMOS, DESCANSILLOS Y SOPORTES QUE FORMAN UN TIPO DE ESCALERA, TAMBIÉN TIENEN PROPIEDADES DE INSTANCIA Y DE TIPO

Cada tipo de tramo, cada tipo de descansillo y cada tipo de soporte, no sólo tiene propiedades de tipo, sino que también tiene propiedades de instancia. Es decir, no sólo la escalera, en su conjunto, tiene propiedades de instancia y de tipo, sino que también los tramos, los descansillos y los soportes de cada escalera, tienen propiedades de instancia y de tipo. Esto es importante tenerlo claro porque si queremos hacer modificaciones en una escalera, hay modificaciones que sólo se pueden realizar a través de las propiedades de tipo (de las escaleras, de los tramos, de los descansillos o de los soportes) y otras que sólo se pueden realizar a través de las propiedades de instancia (de las escaleras, de los tramos, de los descansillos o de los soportes).

Dentro de las propiedades de instancia de los soportes de una escalera, hay una propiedad que se llama “Recortar soporte en extremo superior”, que puede tener distintos valores
Para la propiedad “Recortar soporte en extremo superior” se ha elegido el valor “Igualar nivel”, de tal modo que el soporte se recorta para igualarse con el nivel

6. SE PUEDEN SELECCIONAR, INDIVIDUALMENTE, LOS TRAMOS, DESCANSILLOS Y SOPORTES

Hay tres maneras de acceder a las propiedades de tipo de los tramos, descansillos o soportes que componen un tipo de escalera, pero sólo hay dos maneras de acceder a sus propiedades de instancia.

Las tres maneras de acceder a las propiedades de tipo de los tramos, descansillos o soportes son:

1. Seleccionando el tipo de escalera y en la paleta de propiedades, haciendo clic en el botón, “Editar tipo”. Accederemos a las propiedades de tipo de la escalera, a través de las cuales tendremos acceso, a su vez, a las propiedades de tipo del tramo, descansillo y soportes que componen esa escalera.

Cada tipo de escalera está formado por un tipo de tramo, un tipo de descansillo y uno o varios tipos de soportes

2. Seleccionando la instancia de escalera y usando el botón “Editar escaleras” de la cinta de opciones.

Si selecciono una escalera puede acceder al botón “Editar escaleras” de la cinta de opciones

Así podremos seleccionar el tramo, el descansillo y los soportes individualmente y acceder al botón Editar tipo, de cada uno de ellos, en la paleta de propiedades.

Podemos acceder a las propiedades de tipo de un tramo, descansillo o soporte seleccionándolo individualmente y accediendo al botón Editar tipo de la paleta de propiedades.

3. Usando la tecla Tabulador para seleccionar, de manera individual, cada tramo, descansillo o soporte de la escalera y accediendo al botón “Editar tipo” de la paleta de propiedades.


Las dos maneras de acceder a las propiedades de instancia de los tramos, descansillos y soporte/s que componen una instancia de escalera son:

1. Seleccionando la instancia de escalera y usando el botón “Editar escaleras” de la cinta de opciones. Así podremos seleccionar el tramo, el descansillo y los soportes individualmente y acceder a sus propiedades de instancia, que veremos directamente en la paleta de propiedades.

2. Usando la tecla Tabulador para seleccionar cada tramo, descansillo o soporte individualmente y accediendo a sus propiedades de instancia, que veremos directamente en la paleta de propiedades.

NOTA*: Para el caso de que quisiéramos añadir o quitar peldaños a un tramo de escalera, solo podría acceder a los controles que me permiten hacerlo a través del botón “Editar escaleras”.

7. PARA UN TIPO DE ESCALERA, PUEDO CAMBIAR, EN CUALQUIER MOMENTO, EL TIPO DE TRAMO, DESCANSILLO O SOPORTE QUE LA DEFINE

No hay ningún problema con cambiar un tipo de tramo, descansillo o soporte que definen un tipo de escalera por otros, en cualquier momento, una vez que la escalera está creada. Eso es fácil. ¡Lo que no es fácil es cambiar un tipo de escalera por otro! Es decir, tal y como veremos, no puedo pretender cambiar una escalera de un tipo que tenga unas determinadas reglas de cálculo por otro tipo que tenga otras, pero sí puedo cambiar, sin ningún problema, un tipo de tramo con peldaños de manera por un tipo de tramo que los tenga de cristal.

Para ser más precisos, puedo cambiar el tipo de tramo, descansillo o soporte, o puedo cambiar el valor para cualquiera de las propiedades del tipo de tramo, descansillo o soporte, que venga definido en el tipo de escalera.

Podemos incluso cambiar una familia de sistema de tramo por otra (no monolítico por monolítico) o una familia de sistema de descansillo por otra (no monolítico por monolítico). Esto último sólo lo puedo hacer a través de las propiedades de tipo de la escalera.

Esto es importante mencionarlo porque este tipo de cambios a nivel de tipo pertenecen al tipo de cambios que Revit gestiona automáticamente sin problemas, frente a otro tipo de cambios que tendremos que gestionar nosotros manualmente, tal y como veremos un poco más abajo.

8. HAY CONFIGURACIONES DE LAS ESCALERAS QUE SÓLO SE PUEDEN CAMBIAR A TRAVÉS DE LAS PROPIEDADES DE TIPO Y OTRAS QUE SÓLO SE PUEDEN CAMBIAR A TRAVÉS DE LAS PROPIEDADES DE INSTANCIA

Cuando le estamos diciendo a Revit cómo queremos que sea una escalera, con todas sus posibles particularidades, hay configuraciones respecto a los tramos, descansillos o soportes, que sólo se pueden gestionar a través de las propiedades de tipo. Hay otras que, sin embargo, sólo se pueden gestionar a través de las propiedades de instancia.

Para los tramos, estas son las propiedades de tipo:

Propiedades de tipo de los tramos

Vemos que podemos cambiar cosas relativas a las huellas y contrahuellas del tramo: material, grosor, perfil…También podemos definir si las huellas tienen mamperlán o no, y si lo tienen cómo es, o si la escalera tiene contrahuellas o no las tiene, y si las tiene cómo son (si son inclinadas, como es la conexión con la huella…).

Y, para los tramos, estas son las propiedades de instancia:

Propiedades de instancia de los tramos

Vemos que podemos cambiar otro tipo de cosas relativas al tramo: Si empieza con contrahuella o empieza con huella, si termina con contrahuella o termina con huella, la anchura de ese tramo en concreto, etc…También es importante la propiedad “Altura superior relativa”, que estudiaremos más abajo.

Respecto a los descansillos, también tienen propiedades de tipo y propiedades de instancia. Por defecto, el descansillo va a tener las mimas propiedades que el tramo, y, si vamos a sus propiedades de tipo, veremos que aparecerá marcado, por defecto, el campo “Igual que el tramo”.

Propiedades de tipo de los descansillos. Por defecto, aparece marcada la propiedad “Igual que el tramo”

Pero si desmarcamos esta propiedad, podremos acceder a todas las propiedades de tipo de los descansillos:

Propiedades de tipo de los descansillos.

Todas sus propiedades son propiedades que ya aparecían en las propiedades de tipo del tramo. Si está marcada la propiedad “Igual que el tramo” entonces los valores de estas propiedades serán iguales que lo definido para el tramo. Si desmarcamos la propiedad “Igual que el tramo”, entonces podremos elegir distintos valores para estas propiedades.

Las propiedades de instancia de los descansillos son éstas:

Propiedades de instancia de los descansillos

Vemos que, entre las propiedades que encontramos aquí, hay una en la que podemos elegir una nueva altura para el descansillo. Los tramos se ajustarán automáticamente para poder responder al nuevo valor que hayamos introducido para la altura del descansillo y Revit intentará ajustarse lo más posible a ese valor respetando la altura ya definida para las contrahuellas de la escalera.

Vamos ahora a analizar las propiedades de tipo y de instancia de los soportes:

Estas son las propiedades de tipo:

Propiedades de tipo de los soportes

Observamos que podremos cambiar cosas como la posición de los soportes en relación a los peldaños, su espesor, su profundidad total, la profundidad estructural en los tramos y en los descansillos…

Respecto a las propiedades de instancia de los soportes, son éstas:

Propiedades de instancia de los soportes

Vemos que podemos cambiar cosas como, por ejemplo, la manera en que se cortan esos soportes tanto en su extremo inferior como en su extremo superior

Existen dos propiedades de instancia de los soportes que se llaman “Corte en extremo inferior” y “Corte en extremo superior”

Podemos ver, por tanto, que cuando tengamos que editar una escalera para que sea exactamente como nosotros necesitemos, tendremos que saber movernos entre las propiedades de tipo y de instancia de cada una de las partes que componen la escalera para conseguir el resultado deseado.

9. HAY ESCALERAS QUE SÓLO SE PUEDEN CONSEGUIR SI LAS MODELAMOS “POR BOCETO”

Para escaleras que no sean convencionales, podemos crearlas “por boceto”, es decir, dibujando nosotros mismos un boceto en planta, que Revit usará para modelar la escalera.

Podemos crear los tramos, y los descansillos por boceto

Para ello, una vez que hayamos ejecutado el comando “Escalera”, en la cinta de opciones, en el panel “Componentes”, vamos a tener que elegir la opción de “Crear boceto”, representada con un icono de un lápiz. Podemos crear por boceto tanto los tramos como los descansillos.

Con escaleras no convencionales me refiero, por ejemplo, a escaleras que no tengan los dos lados de los tramos paralelos …o que tengan algo que no sea convencional. Por ejemplo, así:

Las escaleras por boceto sirven para crear escaleras no convencionales

Hay que tener en cuenta que, para crear el boceto, tenemos que usar tres herramientas: Contorno, Contrahuella y Camino de escalera. Accedemos a estos botones, una vez que hemos hecho clic en el botón de “Crear boceto”.

Para dibujar un boceto tenemos las herramientas: Contorno, Contrahuella y Camino de escalera

El icono que muestran los botones de Contorno y Contrahuella puede dar lugar a error porque el contorno son simplemente los lados derecho e izquierdo de la escalera. Los lados que definen donde empieza y termina la escalera en realidad son contrahuellas, y hay que dibujarlas con esa herramienta. Las líneas de contorno se mostrarán en verde, las líneas de huellas en negro y las de camino de escalera en azul.

Boceto de escalera

10. PODEMOS ANOTAR AUTOMÁTICAMENTE EL NÚMERO DE PELDAÑOS DE UNA ESCALERA

Una vez que tengamos modelada la escalera, podemos anotar el número de huellas/contrahuellas de una escalera yendo a: Anotar > Etiqueta > Número de huellas/contrahuellas de escalera

Podemos anotar, de forma automática, las huellas o contrahuellas de las escaleras

En la paleta de propiedades, podemos encontrar una serie de propiedades de instancia, que nos permitirán definir el grafismo de este elemento específico de vista.

Podemos configurar como queremos que se muestre, a nivel gráfico, la anotación sobre el número de huellas/contrahuellas de la escalera
Anotación sobre el número de contrahuellas de escalera

11. PODEMOS CREAR ESCALERAS MULTIPLANTA

Una escalera Multiplanta es una escalera que, en realidad, es un grupo de escaleras, cada una de las cuales van de un nivel inferior a un nivel superior. Las podemos crear en el momento en que estemos creando la escalera por primera vez, o posteriormente, seleccionando una escalera existente.

Si la vamos a crear en el momento en que estemos creando una escalera usaremos el botón “Conectar niveles”:

Botón Conectar Niveles

Si la vamos a crear posteriormente seleccionando una escalera existente, vamos a usar el botón “Seleccionar niveles”:

Botón Seleccionar niveles

En ambos casos, tendremos que ir a una vista en alzado o sección para poder seleccionar los niveles deseados.

Para crear una escalera multiplanta, tenemos que seleccionar los niveles en una vista de alzado o sección

12. PODEMOS DEFINIR EL GRAFISMO DE LAS ESCALERAS A NIVEL DE PROYECTO O A NIVEL DE VISTA

Respecto al modo en el que se van a visualizar las escaleras, podemos definir, tanto a nivel global de proyecto como a nivel individual de cada vista en concreto, cómo queremos que se visualicen gráficamente las escaleras.

Si queremos definir el grafismo de las escaleras a nivel de proyecto, entonces tendremos que hacerlo en la ventana de Estilos de objeto, que encontramos en Gestionar > Configuración > Estilos de objeto

Ventana Estilos de Objeto

Si lo queremos definir a nivel de vista, entonces tendremos que hacerlo en la ventana de Modificaciones de visibilidad/gráficos para esa vista en concreto.

Ventana Modificaciones de Visibilidad/Gráficos

Además de la diferencia de que los cambios que hagamos en una ventana serán cambios a nivel global y los que hagamos en la otra ventana serán cambios a nivel de vista, la otra diferencia que existe entre hacer los cambios en la ventana de Estilos de objeto o en la ventana de Moficiaciones de Visibilidad/Gráficos es que en la ventana de Estilos de objeto, no podemos definir si hay alguna subcategoría que no queramos que se vea. Esto sólo lo podremos hacer en la ventana de Modificaciones de visibilidad/gráficos, para cada vista en concreto, desmarcando la casilla correspondiente de la columna de Visibilidad.

Grafismo personalizado de una escalera

13. LAS BARANDILLAS Y PASAMANOS DE LAS ESCALERAS PUEDEN SER CREADAS A POSTERIORI

Las barandillas en Revit son otra de las categorías que tienen cierta complejidad, por todas las partes que las componen. Cuando modelas una escalera en Revit, puedes elegir que Revit la modele ya con la barandilla o pasamanos, pero también puedes modelar simplemente la escalera y añadir las barandillas y/o pasamanos a posteriori.

Muchas veces, cuando decidimos crear la barandilla en el mismo momento en el que creamos la escalera, Revit nos responde con un mensaje de error. La escalera puede estar perfectamente creada y el problema está únicamente en la barandilla, normalmente relacionado con los quiebros. Y es que hay que reconocer que Revit no nos lo pone fácil en muchos de los casos en los que queremos crear una barandilla conjuntamente con la escalera. Es habitual que aparezcan mensajes de error.

Por eso, muchas veces puede interesar crear la escalera y colocar la barandilla posteriormente, eligiendo la escalera como anfitrión de esa barandilla.

Arquitectura > Circulación > Barandilla > Colocar en escalera/rampa

Pues bien, estos 13 puntos han tratado sobre conceptos y herramientas de modelado de escaleras. Vamos ver ahora todo lo que tiene que ver con la gestión de los cambios en las escaleras en Revit, y con ciertos consejos y opiniones personales (marcadas en rojo) a este respecto:

14. GESTIÓN DE CAMBIOS EN LOS PARÁMETROS DEL GRUPO “REGLAS DE CÁLCULO” PARA UN TIPO DE ESCALERA

Así como sólo hay tres familias de sistema de escalera, puede haber tantos tipos como el usuario considere necesario.

En el nombre del tipo, es habitual que se incluya un nombre descriptivo que indique el material de la escalera (o alguna característica distintiva), seguido de su altura máxima de contrahuella (C), y su profundidad mínima de huella (H).

Distintos tipos de escaleras para la familia Escalera ensamblada

Cuando vayamos a modelar una nueva escalera en el modelo, después de haber elegido la familia adecuada, tendremos que elegir, o crear, el tipo de escalera que necesitemos. Ese tipo de escalera determinará todo sobre esa escalera: no sólo el tipo de tramo, descansillo y soporte/s que va a conformar la escalera si no también cuales van a ser sus “Reglas de cálculo”.
Las propiedades de “Reglas de cálculo” se definen dentro de las propiedades de tipo.

Todos los tipos de escalera tienen un grupo de propiedades que se llama “Reglas de cálculo”

Las propiedades agrupadas dentro del grupo de “Reglas de cálculo” son 4:

Altura de contrahuella máxima, Profundidad de huella mínima, Anchura mínima de tramo, y Reglas de cálculo.

Algo muy importante a tener en cuenta respecto a los cambios que se produzcan en estos valores es lo siguiente:

Una vez que ya hayamos definido los valores de estas propiedades, y ya tengamos por lo menos una escalera de ese tipo modelada en el proyecto, aunque cambiáramos estos valores, la escalera ya modelada no se vería afectada en absoluto. La escalera se creó teniendo en cuenta los valores que estaban definidos para los parámetros de “Reglas de cálculo” en el momento de su creación. Si cambiamos los valores de esos parámetros a posteriori, las escaleras ya modeladas no se van a recalcular. Los nuevos valores sólo aplicarán a las nuevas escaleras, que se creen a partir de ese momento.

Es decir, si se cambian los valores de las propiedades agrupadas dentro del grupo “Reglas de cálculo” para un tipo de escalera determinado, eso afectará sólo a las nuevas instancias de ese tipo, creadas a partir de ese momento, nunca a las escaleras de ese tipo creadas con anterioridad.

Por este motivo, en mi opinión, es raro que pueda tener sentido el cambiar, en un momento dado, los valores de estos parámetros. Si se cambian para un tipo que ya tenga alguna escalera modelada, esos cambios no afectarán a esa instancia ya modelada sino sólo a las nuevas instancias de ese tipo. De este modo, podría ocurrir que tuviéramos unas escaleras basadas en unas reglas de cálculo distintas de otras, aunque fueran todas del mismo tipo.

Cuando creamos un tipo de escalera, ya en el propio nombre del tipo definimos sus reglas de cálculo, en el sentido de que especificamos la altura máxima de contrahuella y la profundidad mínima de huella que deben cumplir. Lo que esperamos es que todas las instancias de escaleras de ese tipo estén creadas cumpliendo las mismas reglas de cálculo, por lo que sería confuso si, a medio camino, cambiáramos estos valores, de tal modo que hubiera unas escaleras creadas con unas reglas y otras con otras.

La última propiedad del grupo de propiedades de “Reglas de cálculo”, se llama, también,”Reglas de cálculo”.

Propiedades de tipo de una familia de Escalera modelada in situ

Además de definir la altura de contrahuella máxima y la profundidad de huella mínima, debemos definir la anchura mínima de tramo y si hay que aplicar alguna regla de cálculo personalizada.

Respecto a la anchura mínima de tramo, si estamos intentando crear una escalera que tenga una anchura de tramo menor que la mínima definida en las propiedades de tipo Revit nos va a mostrar un aviso para que seamos conscientes, aunque nos va a dejar crearla igualmente.

Si intentamos crear una escalera con un ancho de tramo menor que el definido en el tipo, Revit nos avisará

Respecto a la propiedad que se llama “Reglas de cálculo”, vemos que hay un botón que dice “Editar”, a su derecha.

Si hacemos clic en el botón Editar, se abrirá la ventana “Calculadora de escaleras”, que se mostrará así por defecto:

Calculadora de escaleras

Podremos ver que la mayoría de los campos están inactivos, en gris.

Si marcamos el campo “Usar calculadora de escaleras para cálculo de pendiente”, se activarán los campos que antes permanecían inactivos, y podremos editarlos, de tal manera que podamos introducir una regla de cálculo personalizada, después de haber establecido la altura de contrahuella máxima y la profundidad de huella mínima.

Por ejemplo, en el DBSUA, para las escaleras de uso general, se define que la suma de la longitud de 2 contrahuellas + 1 huella deberá dar un resultado que esté entre 54 cm y 70 cm.

Relación entre contrahuellas y huellas según el DBSUA, para escaleras de uso general

Por otro lado, el matemático y arquitecto francés Francois Blondel planteó la regla más conocida para el cálculo de las escaleras que especifica que la relación ideal  para la mayor comodidad en la ascensión de tramos es que 2 contrahuellas + 1 huella dé un resultado de 63 cm.

Para una mayor comodidad en la ascensión de tramos: 2C + 1H = 63 cm

En la ventana de “Calculadora de escaleras”, por defecto, aparecen unos valores que no podemos editar, pero si marcamos el campo “Usar calculadora de escaleras para el cálculo de pendiente” entonces podremos introducir los valores que nosotros queramos.

Podemos personalizar los valores de la calculadora de escaleras

En realidad, si no marcamos el campo “Usar calculadora de escaleras para cálculo de pendiente”, Revit ignora por completo el contenido de esta ventana. Revit se limita a calcular el número de peldaños de la escalera basándose en el desnivel que tiene que salvar la escalera, la altura máxima de las contrahuellas y la profundidad mínima de las huellas. En realidad, no necesita nada más para calcular esa escalera. Revit se limita a calcular el número mínimo de contrahuellas que tiene que tener esa escalera para no superar la altura máxima de contrahuella y ajusta la profundidad de huella a la mínima definida en el tipo.

Pero si introducimos unas reglas de cálculo personalizas, entonces Revit sí que las va a tener en cuenta, y esto va a afectar exclusivamente a la profundidad de huella, que ya no será el mínimo definido en el tipo sino el que dé como resultado la relación ideal entre contrahuellas y huellas, definida en la zona de “Regla de cálculo para la pendiente de destino”.

Además de ese resultado ideal, tendremos que especificar un rango de valores que también sean válidos como resultado de esa ecuación.

Entonces:

  • Si no alteramos lo que Revit tiene definido por defecto, entonces Revit crea una escalera con una profundidad de huella igual que el mínimo definido en sus propiedades de tipo.
  • Si alteramos lo que Revit tiene definido por defecto, entonces Revit crea una escalera con una profundidad de huella tal que se cumpla la relación ideal entre contrahuellas y huellas (por ejemplo, 2C + 1H= 63 cm). La huella ya no se ajustará a la profundidad mínima definida en el tipo, sino que podrá ser mayor, buscando esa relación ideal. De este modo, la escalera tendrá el mismo número de contrahuellas (y, por tanto, la misma altura de contrahuellas) que si no hubiéramos alterado lo que venía definido por defecto, pero definirá una profundidad de huella ideal para que se cumpla, con la altura de contrahuella que Revit calcule, la ecuación definida por nosotros.

En mi experiencia, por algún motivo, alterar lo que viene definido en Revit por defecto para la calculadora de escaleras puede dar problemas a la hora de crear escaleras. Si editamos el valor original del parámetro “Reglas de cálculo”, y luego queremos volver a cambiarlo, puede que empiece a fallar el cálculo normal de escaleras.

Personalmente, para evitar problemas y sorpresas, considero que es mejor decidir nosotros el ancho que debe tener la huella (que será lo que definamos como ancho mínimo) y la altura que no queremos que supere la contrahuella. Si dejamos las reglas de cálculo que vienen por defecto en Revit, podremos estar seguros de que Revit va a crear una escalera con la profundidad de huella igual que la profundidad mínima definida en el tipo y con el mínimo número de contrahuellas que no supere la altura máxima definida en el tipo.

15. GESTIÓN DE CAMBIOS CON RESPECTO A LAS PROPIEDADES DE INSTANCIA DE UNA ESCALERA: RESTRICCIONES Y COTAS

Las Propiedades de instancia de una escalera son las siguientes:

Propiedades de instancia de una escalera

Vemos que se agrupan en cuatro tipos de propiedades: Restricciones, Cotas, Datos de identidad y Proceso por fases.

Vamos a centrarnos en las propiedades agrupadas dentro del grupo Restricciones y dentro del grupo Cotas.

Dentro del grupo de propiedades de Restricciones vamos a definir donde empieza y donde acaba la escalera.

Dentro del grupo de propiedades de Cotas, nos encontramos con 5 propiedades.

Grupo de propiedades de “Cotas”. Son propiedades de instancia de las escaleras

PROPIEDADES DE RESTRICCIONES

Puede que, en un momento dado, tuviera que cambiar algún valor en las restricciones de la escalera.

Grupo de propiedades de Restricciones, dentro de las propiedades de instancia

Cuando Revit calcula la escalera, para definir el número de contrahuellas de esa escalera, Revit ha tenido en cuenta las restricciones que le hemos dicho que tenía la escalera en el momento en que la creamos. Si a posteriori queremos cambiar esas restricciones, Revit, en ningún caso, va a añadir o quitar contrahuellas automáticamente. Por defecto, Revit estará limitado a trabajar con el número de contrahuellas que tiene esa escalera ya modelada e intentará satisfacer las nuevas restricciones. Dependiendo de los valores de esas nuevas restricciones, Revit podrá, o no, ajustar automáticamente la escalera para que las cumpla. Los únicos cambios que va a poder hacer Revit automáticamente, sin que se requieran ajustes manuales, son los que se puedan resolver con el mismo número de peldaños y con una altura de peldaños que en ningún caso supere la altura máxima permitida. Todos los cambios que impliquen aumentar o disminuir el número de peldaños, Revit no va a poder hacerlos automáticamente, y requerirán de ajustes manuales extra por parte del usuario.

También hay que tener en cuenta que, al cambiar las restricciones (ya sean las restricciones de base o las restricciones superiores) Revit también va a cambiar el valor de las propiedades “Número de contrahuellas que desea” y “Altura de contrahuella real”. La altura de las contrahuellas de la escalera se ajustará, pero no se añadirán o quitarán peldaños automáticamente. En planta, la escalera se verá igual pero en sección no.

En este ejemplo, se ha cambiado el valor del parámetro “Desfase superior”, y, por lo tanto, se han cambiado los valores de los parámetros “Número de contrahuellas que desea” y “Altura de contrahuella real”. La escalera modelada ajusta automáticamente la altura de las contrahuellas pero no se añaden automáticamente los peldaños.

Lo entenderemos mejor con un ejemplo concreto.

Si tengo una escalera ya modelada que va del Nivel 1 al Nivel 2 y resulta que, en un momento dado, me doy cuenta que esa escalera en realidad debería ir hasta un metro por encima del Nivel 2, entonces, si cambio el valor del parámetro “Desfase superior” Revit no va a poder asumir ese cambio automáticamente, porque supondría crear más contrahuellas. Revit me avisará a través de este mensaje de aviso:

Mensaje de aviso de Revit

Lo que me dice ese mensaje es que, esa escalera, con el número de peldaños que tiene, o bien no puede llegar hasta lo definido en su restricción superior (le faltan peldaños), o bien está sobrepasando lo definido en su restricción superior (le sobran peldaños). Revit me dice que ese ajuste no lo va a hacer él automáticamente y que yo, como usuario, debo añadir o eliminar esos peldaños manualmente con un control o modificar el parámetro “Altura superior relativa” del tramo (que es una propiedad de instancia de los tramos).

En base a ese nuevo valor para la propiedad “Desfase superior” Revit va a calcular el número de contrahuellas que debería tener la escalera y va a reflejar este valor en la propiedad “Número de contrahuellas que desea”. También va a ajustar el valor del parámetro “Altura de contrahuella real”.

Y ¿como podrámos añadir o quitar peldaños de un tramo de escalera o modificar el parámetro “Altura superior relativa”?

Para añadir o quitar peldaños de un tramo de escalera, debemos seleccionar el tramo en cuestión para poder acceder a los controles que aparecen en ambos extremos. Para ello, primero tenemos que seleccionar la escalera y hacer clic en el botón “Editar escaleras”. Luego tendremos que seleccionar el tramo.

Veremos que aparecen dos controles, uno representado con un círculo y otro representado con un triángulo. El control del círculo es el que nos va a servir para poder añadir o quitar peldaños.

Controles de agarre (circulito y triángulo) de los tramos de las escaleras

El triángulo sirve para recolocar las contrahuellas de la escalera, pero el número total de contrahuellas se mantendrá igual.

La bolita sirve para aumentar o disminuir el número total de contrahuellas. Esta es la manera en la que puedo, manualmente, para cada tramo, añadir o quitar peldaños.

Por otra parte, en el mensaje de aviso, Revit también me avisa de que hay otra forma de hacerlo, a través del parámetro “Altura superior relativa” del tramo. Esta es una propiedad de instancia de los tramos.

Puedo modificar el valor de este parámetro para que sea coincidente con lo definido en las propiedades de restricciones de la escalera. Tendré que introducir la altura total que tendría ese tramo. En cuanto ajuste ese valor, se añadirán las contrahuellas necesarias. Cualquier de las dos maneras sirve para hacer lo mismo.

Propiedad de instancia del tramo: Altura superior relativa

Entonces, podemos ver que cuando cambio alguno de los valores del grupo de propiedades de instancia de restricciones, Revit ajusta la escalera en parte (nos dice cuantos peldaños debería tener y cual sería la altura de esos peldaños) pero no crea o elimina peldaños. Eso lo tenemos que hacer nosotros manualmente.

Por último, los cambios con respecto a la propiedad “Número de contrahuellas de desea”, dentro del grupo de propiedades de “Cotas”, de las propiedades de instancia, también implica crear o suprimir, manualmente, peldaños de la escalera.

Pero vamos primero a explicar todos los parámetros del grupo “Cotas”.

A continuación se enumeran y explican. No las voy a explicar por orden porque creo que es más fácil así:

Número de contrahuellas real: Es el número de contrahuellas que realmente tiene la escalera. El usuario no puede cambiar este valor, y por eso aparece en gris. Si el usuario quisiera alterar el número de contrahuellas que tiene escalera, tendría que usar el parámetro ” Número de contrahuellas que desea “. Por defecto, cuando el usuario no ha alterado nada, este valor es el número mínimo de contrahuellas que tiene esa escalera en base a la altura máxima de contrahuella definida en el tipo y las restricciones de esa escalera, de base y superior. Si el usuario añadiera o quitara contrahuellas a esa escalera manualmente, este valor se actualizaría.

Número de contrahuellas que desea: Es el número de contrahuellas que el autor de la escalera desea que tenga esa escalera. Puede dejar el que Revit rellena por defecto al crear una escalera, que es el mismo valor que tiene la propiedad “Número de contrahuellas real”, y por tanto, el mínimo necesario. El usuario puede cambiar el valor para esta propiedad. Por ejemplo, si deseamos que la escalera tenga más contrahuellas para subir de un nivel a otro que el mínimo, entonces la altura de las contrahuellas será menor. Por otra parte, si el usuario cambia las restricciones originales de la escalera, el valor de este parámetro nos dirá el número de contrahuellas que serían necesarias para responder a esas nuevas restricciones, pero el valor del parámetros “Número de contrahuellas real” permanecerá intacto. Habrá que añadir o quitar peldaños manualmente y, en ese momento, el valor del parámetro “Número de contrahuellas real” también se adaptará . El valor del parámetro “Altura de contrahuella real” siempre se ajustará al valor del “Número de contrahuellas que desea”, pero, como digo, los peldaños no se añadirán o suprimirán de forma automática. Ahondaremos en esto un poco más abajo.

Altura de contrahuella real: Es la altura real de contrahuella que va a tener la escalera. Por defecto, será ligeramente menor que el máximo permitido y será una altura que se acercará lo máximo posible a la altura máxima de contrahuella definida en el tipo. Su valor depende del valor del parámetro “Número de contrahuellas que desea”, por lo que el usuario no puede cambiar este valor directamente. Para salvar un mismo desnivel, a mayor número de contrahuellas menor altura de contrahuella y a menor número de contrahuellas mayor altura de contrahuella. Dependiendo del número de contrahuellas que tenga finalmente la escalera (ya hemos visto que esto lo podemos cambiar), la altura de la contrahuella será una u otra.

Profundidad de huella real: Es la profundidad de huella que va a tener esa escalera. Por defecto, y lo más habitual, es que sea igual que la profundidad mínima definida en el tipo. El usuario lo puede cambiar. Si el nuevo valor es inferior al mínimo definido en el tipo, Revit nos dará un aviso aunque ajustará la escalera igualmente.

Número de inicio de huellas/contrahuellas: Permite especificar el número inicial para la anotación de huellas/contrahuellas. Por defecto, su valor es 1, pero el usuario lo puede cambiar. En el ejemplo que se muestra a continuación se ha decidido, por ejemplo, cambiar a 5.

De entre estos 5 parámetros, ya hemos visto que, como usuarios, podemos cambiar los valores por defecto de las propiedades “Número de contrahuellas que desea” y “Profundidad de huella real”, así como “Número de inicio de huellas/contrahuellas”. Hay que tener en cuenta que si alteramos estos valores deberían seguir cumpliendo con la normativa.

Los cambios en estas propiedades se pueden hacer tanto cuando estamos creando la escalera como a posteriori, cuando la escalera ya ha sido creada.

Si cambiamos esto antes de crear la escalera en el modelo, Revit va a tenerlo en cuenta para crear la nueva escalera.

Si lo cambiamos una vez que la escalera ya esté creada, lo más seguro es que tengamos que añadir o quitar contrahuellas manualmente, ya que Revit cambiará la altura de contrahuella y/o la profundidad de huella, pero no añadirá nuevos peldaños. Por ejemplo, si hemos aumentado el desfase superior de la restricción de tope, para que la escalera pudiera cumplir con esa nueva restricción, tendremos que añadir a mano, a través de la bolita azul del extremo superior del tramo, las contrahuellas que falten para llegar a la nueva restricción de tope.

Vamos a verlo con este ejemplo.

Aquí tenemos una escalera creada con un tipo determinado, y no se han alterado los valores por defecto de las propiedades de instancia agrupadas dentro del grupo “Cotas”.

Ejemplo de una escalera para la que no se han alterado las propiedades de instancia agrupadas dentro del grupo “Cotas”

Si, modifico, por ejemplo, el valor de la propiedad “Número de contrahuellas de desea”, y añado más contrahuellas (en lugar de 18 escribo 22) entonces veré como Revit reajusta la altura de contrahuella real (que será menor) pero no añade más peldaños.

Para llegar al mismo nivel, le estoy diciendo a Revit que use más contrahuellas de menor altura. Como Revit no puede añadir peldaños a esa escalera que ya estaba modelada, con este cambio, va a adaptar la altura de las contrahuellas, pero no va a poder llegar al nivel superior. Para avisarme de esto, sale este mensaje de aviso:

Si altero los valores del grupo de propiedades de “Cotas” dentro de las propiedades de instancia, puede que me salga este mensaje

Después de leer el mensaje y darle a aceptar, la escalera se verá así:

Puedo cambiar el valor de la propiedad “Número de contrahuellas que desea”, pero luego tendré que añadir peldaños de forma manual

Puedo ver que Revit ha ajustado el valor del parámetro “Altura de contrahuella real”. Este cambio lo puedo ver tanto en el valor de la paleta de propiedades como en la escalera modelada, que tendrá las mismas contrahuellas pero de menor altura.

Es decir, la escalera se adaptará parcialmente al cambio, de tal modo que la escalera se mantiene con el mismo número de contrahuellas pero ahora su altura es menor.

Tal y como indicaba el mensaje, debo añadir manualmente las contrahuellas que faltan, a través de los controles del tramo en su parte superior, en concreto con el control de la bolita. Así es como podré añadir las 4 contrahuellas que faltan (para llegar de 18 a 22).

Si seleccionamos un tramo, aparecen unos controles para poder alterar el número de peldaños

Cuando añada manualmente esas contrahuellas, este será el resultado final:

Resultado final de una escalera para la que se ha modificado el valor del parámetro “Número de contrahuellas que desea”

Mi opinión personal es que en rara ocasión va a interesar cambiar estos valores de instancia. Si hiciera falta una escalera que tuviera una contrahuella más pequeña en altura que el resultado que ofrece Revit, entonces habría que plantearse si sería más interesante duplicar el tipo de escalera y crear un nuevo tipo, con una menor altura de contrahuella máxima, en lugar de estar cambiando estos valores a nivel de instancia, para una instancia en concreto de escalera.

11. GESTIÓN DE CAMBIOS PARA ESCALERAS MULTIPLANTA

Si las alturas de los niveles de una escalera multiplanta cambiaran, la escalera multiplanta se adaptaría, automáticamente, a esos cambios. Y aquí, sorprendentemente, Revit sí que es capaz de crear o eliminar peldaños, de manera automática.

Y esto es algo importante a tener en cuenta, porque en este caso, si algún nivel cambia, se adaptan las escaleras que empiezan en ese nivel y las que terminan en ese nivel. Es decir, se crearán o eliminarán las contrahuellas que sea necesario y se adaptará la altura de contrahuella para adaptarse a las nuevas restricciones.

Una escalera multiplanta se asemeja a un grupo

Si queremos hacer algún cambio en alguna de las escaleras individuales que componen la escalera multiplanta también lo podremos hacer. La podremos seleccionar individualmente con la tecla tabulador y podremos cambiar cosas como, por ejemplo, su ubicación precisa en planta, o podremos ajustar la altura de su descansillo (accediendo, a través de las propiedades de instancia del descansillo a su propiedad “Altura relativa”).

Espero que esta entrada te pueda ayudar para que, a partir de ahora, te sientas más seguro a la hora de modelar escaleras en Revit. Modelar una escalera es algo sencillo, pero conseguir la escalera exactamente como quieres (tramos, peldaños, descansillos, soportes…), y gestionar todos los posibles cambios que puedan ocurrir a lo largo del proceso de diseño, se vuelve algo más complejo. Esta entrada pretender ser una guía para que, a partir de ahora, tengas más recursos para llegar a dominarlas.

Para servicios de consultoría y formación BIM, contacta con Distrito BIM. Siempre intentando superar expectativas.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

error: Contenido protegido